REINAS Y REYES
01

“Para mí no es un trabajo, es un placer”, nos dice Jaz Martinez Carpena, propietaria de Reinas y Reyes, un emprendimiento que demuestra que si amamos lo que hacemos podemos lograr nuestras metas.

Jaz es estudiante de la carrera de Diseño gráfico del Instituto Continental y dueña del salón de belleza Reinas y Reyes. Ella estudió la carrera de Estilismo y Cosmetología en Montalvo Institute, luego trabajó en Montalvo Spa y Soho Color.
Gracias a estos estudios es que empieza a trabajar de forma independiente con señoritas que participaban en concursos de belleza, como es Miss Junín, por ejemplo. Poco a poco fue abasteciendo su negocio con los materiales necesarios y así fue preparándose para abrir un salón de belleza con el nombre de Reinas y Reyes, haciendo honor al trabajo que venía realizando hasta ese momento.

Dificultades, siempre.
Las dificultades del camino de emprendimiento son distintas en cada situación. Jaz es una chica trans, por lo que el emprender este negocio trajo consigo obstáculos diferentes a los que tiene el resto de emprendedores, y es que hay personas que por no apoyar su identidad le pusieron impedimentos que pudo superar gracias el conocimiento que tiene, pues haciendo uso de este realiza bien su trabajo. A esto se suma la cantidad de clientes, que al inicio era casi nula, y nuevamente gracias a su labor logró conseguir que las personas fueran recomendando Reinas y Reyes, ampliando así su cartera de clientes.

El camino continúa
Jaz sabe que su empresa aún es joven, por ello decidió abrir una página en Facebook para poder conectarse con sus clientes y así ellos puedan separar citas, pues al comienzo todo lo manejaba con su cuenta personal.
“Yo quiero que sea una empresa grande y que tenga varias sedes”, es la perspectiva que tiene de Reinas y Reyes, como primera meta piensa expandir este emprendimiento a San Ramón, lugar donde nació. Con el crecimiento de su empresa también busca ofrecer “trabajo a las personas que quieren emprender y a mi comunidad LGBT”, nos dice.

03
El instituto Continental y el centro de emprendimiento.

Jaz emprendió su negocio antes de empezar a estudiar en el Instituto Continental y gracias a esto es que aprendió a utilizar el programa Corel Draw para material de Reinas y Reyes, así como a realizar el diseño publicitario de su empresa por medio de canvas.
Ella es parte de la Red de empresarios del Instituto Continental, y nos cuenta que espera que con la ayuda del Centro de Emprendimiento pueda conocer mejor su negocio, así como estrategias de márketing que puedan ayudar a lograr sus metas con Reinas y Reyes. Nos cuenta que decidió pertenecer a la red porque “vi una oportunidad de conocer personas, pues como yo hay muchos jóvenes que están emprendiendo un negocio”.

Problemas durante la pandemia.

Así como muchos emprendedores, Jaz tuvo que pausar las labores en su emprendimiento y no fue hasta julio que pudo reactivar Reinas y Reyes, sin embargo, tuvo que hacerlo a domicilio y en su local a puerta cerrada, para poder mantener los protocolos necesarios y dar seguridad a sus clientes. Otra herramienta que ayudó a que su empresa se mantenga vigente, fue su actividad en la página de Facebook de Reinas y Reyes, principalmente se basó en la publicación de fotografías de antes y después del trabajo de Jaz, para mostrar el cambio que se logra con el servicio que ofrece.

Para Jaz, una de las claves para poder afrontar la crisis que atravesamos a causa de la pandemia, es la perseverancia, pues gracias a esto es que no se deja vencer y está saliendo adelante utilizando las herramientas y conocimientos necesarios.

Las diferencias son nada.

Si hay algo que la impulsó a seguir con su empresa a pesar de las dificultades es que ama su trabajo, “amo maquillar, amo pintar cabellos, amo dejar hermosas a las chicas” resalta, Jaz sabe que su trabajo es bueno porque ve que sus clientes se van felices de su salón y nos dice que para ella más que un trabajo es un placer.
Sabiendo que emprender un negocio no es fácil, ella nos dice que “nada es imposible, todo depende de cada uno”, pues aprendió que no importa cuán diferente a los demás podamos ser, “todo lo que consigues es por tu talento”, concluye.

02_